ATLÉTICO SE OLVIDÓ DE LAS AUSENCIAS Y ELIMINÓ A BELGRANO CON LOS PIBES COMO BANDERA

FÚTBOL 30 de septiembre de 2019
El aurinegro jugó diezmado, con 8 jugadores menos pero eso no se notó, ya que eliminó cómodamente a Belgrano de Sa Pereira en los Octavos de Final de la Copa Burgui. Goles de NIcolás Olivero e Ignacio Pioli de penal. Para el local habría abierto la cuenta Giangrazzo.
13a65dbc-ed95-4579-86f4-f3b6d224e04b

De Domingo a Domingo pasaron muchas cosas, sobretodo negativas. Luego de la eliminación de los octavos de final ante un campeón que no pudo marcarle siquiera un gol a Atlético que venía de salir 8vo en Zona Norte, el árbitro Rolón sumaría además la pena de informar a 7 jugadores, que sumados al expulsado Manassero, harían complicar la semana al cuerpo técnico para rearmarse y encarar con ganas la nueva Copa Burgui, esa que le da una chance más a los eliminados para poder levantar un trofeo y recibir una buena suma de dinero. 

Saccavino, Galeano, Tomasini, Meyer, Olivero, Goró son los 6 que normalmente jugaban de arranque y ayer lo volvieron a hacer. Pioli y Theler en cambio fueron casi todo el año al banco, pero siempre tenidos en cuenta para el equipo mayor. Pero a ellos se sumaban 2 de reserva, y ambos a la defensa. El experimentado Leandro Riedweg, quien unos 10 años atrás había ya debutado en primera y Agustín Ramassoto, quien lo hizo recién ayer. 

El banco de relevos si que era totalmente juvenil: Velazquez y Suviani los únicos en superar los 20 años, mientras que lo completaban Ciró, Milton Vera, Luciano Vera y Nahuel Maturano (Todos de 5ta división)

Desde el arranque la visita optó por plantear un juego similar al que se vió ante Central en la serie pasada. Invadir el mediocentro de volantes con buen pie y hacer correr todas a un único 9. Jugar mucho a los pelotazos a los carrileros y desnivelar con las velocidades de Olivero, Meyer y posteriormente del ingresado Suviani. 

Para ello alguien debía hacerse dueño de la pelota, y ese papel lo tomaron los más experimentados: Galeano y Pioli. Ambos desde el minuto uno pidieron todas las pelotas y la distribuyeron a las corridas de los carrileros.  

Theler tuvo 2 netas de gol, la segunda más clara que la primera, pero no pudo acertar al arco. También hubo un disparo de lejos de Goró que Perren sacó del ángulo ante la queja de los locales por no haberla tirado afuera ya que había un jugador en el piso. Meyer colaboró con sus corridas de afuera hacia adentro y también asisitió a Theler en una de esas definiciones.

Pero todo el buen trabajo del primer tiempo, casi se desmorona cuando al inicio del segundo, queda habilitado Giangrazzo por izquierda y define por debajo de Sacavino para el 1 a 0 parcial que hacía delirar a los belgraneses. 

Camusso optó ahí por sangre más fresca aún. Suviani de 21 y Luciano Vera de tan solo 16 años fueron fundamentales para la remontada. El empate llegó tras un centro de Pioli que Vera descarga (u obliga al defensor a hacerlo) y Olivero en dos tiempos, pesca la boya y la manda a guardar. 

Faltaban 10 minutos y el aurinegro no se conformaba con penales, fue por más. Belgrano no se quedó atrás, generó un par de situaciones de contra o pelota parada que asustaron a más de un pilarense. Hasta que en el minuto 45, y segundos después de que Zamora haya adicionado 3 minutos, nuevamente Pioli echa un pelotazo a la corrida de Olivero o Vera, y el marcador central tricolor que fue al cruce, toca en el aire al juvenil delantero, provocando el penal que luego Zapa Pioli, canjearía por gol. 

Ya nada quedó por hacer en el equipo de Gariboldi, quien se despide con sabor a poco de Liga Esperancina en este año en ambas categorías superiores de Belgrano. 

En cuanto a Atlético Pilar, eso de sabor a poco dependerá de como este equipo diezmado, se sumaría Manassero y quizás algún informado, afronta el nuevo desafío del próximo domingo, jugar con el Mitre al que no le pudo ganar en los cruces este año. Quizás los pibes vuelvan a inflar pecho y a dar una nueva sorpresa, pidiendo pista para el 2020. 



Te puede interesar