LA CHIVA DE LOS CECOTTI, LA LEYENDA CONTINÚA

LOCALES 19 de julio de 2020
Hace unos años, los sobrinos de Donaldo CECOTTI, se encargaron de recuperar y restaurar por completo uno de los autos más ganadores y emblemáticos de Pilar y la región. Aquí nosotros, recuperamos parte de esa historia
FB_IMG_1595206949880

Fue una de las figuras de la Limitada 31 en los años 50 y 60. Junto a su hermano Luis, marcaron una época dentro de la popular categoría regional.

Donaldo Victorio Cecotti, fue uno de los pilotos pilarenses que marcó una época en el automovilismo de la región en las décadas de 50 y del 60: la Limitada 31. Distintos lugares de nuestra provincia, tuvieron sus dignos representantes.

Pilotos-copilotos y peñas de los departamentos Castellanos, San Jerónimo, Las Colonias, San Cristóbal y La Capital, entre otros, eran animadores permanentes de épicas carreras.

FB_IMG_1595207016057
Cecotti, nacido en Pilar el 26 de julio de 1926, corrió con un Chevrolet de 1930, con un motor de 3 bancadas y una potencia estimada en los 47 HP. Con el aprendizaje recogido en el taller de su padre Victorio y la ayuda permanente de su hermano Luis, Donaldo debutó en la L. 31 en 1952 en la "Vuelta a las Colonias", donde finalizó séptimo. En ese entonces era prácticamente imposible ganarles a los Buick-Marchetti, los Chrysler o los Continentales, entre otros.

"Del 3 bancadas, pasamos al 7 bancadas. Allí, la rectificación la hizo Luis Brosutti de aquí de Santa Fe. Lo demás, como fresado, pistones, rellenado de tapa de cilindros, los hicimos nosotros en Pilar", contó alguna vez Cecotti a El Litoral.

Uno de los recuerdos que fueron imborrables en la parte deportiva de Donaldo, fue sin dudas el triunfo obtenido en "La Vuelta de la Frutilla" en Coronda, donde en 1955 ganó de punta a punta.

FB_IMG_1595207073144
Otra de las competencias que marcaron un hito dentro del historial automovilístico de este hombre nacido en Pilar, fue sin dudas la "Vuelta a Las Colonias". "Vos sabés que en tres ediciones no las pude ganar, salí segundo. Después, sí, me di el gran gusto de triunfar y obtener además la "Copa de los Alemanes", que era un trofeo muy anhelado por todos los corredores de aquel entonces", recordaba siempre con profunda emoción.

De los copilotos, de quienes tenía los mejores antecedentes, fueron fundamentalmente su hermano Luis y Francisco Carraro. Pero también corrieron junto a él: Rogelio Cuasolo, Romeo Vivas, Luis Bordino y Arístides Talani.

FB_IMG_1595207038847
Actualmente, la Chiva se presenta en diferentes eventos y carreras de regularidad de la mano de sus descendientes Claudio y Gastón, sobrinos de Donaldo, hijos de Luis, mecánicos de alma y amantes de los fierros desde la cuna, quienes recuperaron este bólido pilarense, que es leyenda en toda la región. 

Fuente: del Facebook LA CHIVA DE LOS CECOTTI.

Te puede interesar